En la primavera de 2020, el presidente Nelson dijo, “En espíritu de oración supliquemos alivio de esta pandemia global. Invito a todos, incluso a los que no sean de nuestra religión, a ayunar y orar … para que la pandemia actual se pueda controlar, los profesionales de la salud sean protegidos, se fortalezca la economía y la vida se normalice”. Oramos. Ayunamos. ¿Cómo se vería la respuesta a esta oración mundial?

Dios puede contestar oraciones inspirándonos a cada uno de nosotros, usando nuestros talentos únicos y habilidades. Dios puede realizar milagros de curación inspirando a doctores y científicos. El presidente Nelson ha contado historias de sentirse inspirado para idear nuevos tratamientos como médico mucho antes de ser un líder de nuestra iglesia1. Yo he sentido la inspiración de Dios en mi propia carrera científica. Cuando el presidente Nelson fue vacunado, él dijo, “Hemos orado a menudo por esta bendición literal del cielo”. Estas vacunas pueden ser el fin milagroso de esta pandemia. Pero la victoria sobre el coronavirus requiere nuestra participación. Aprendemos que los milagros requieren nuestra participación en la Biblia en 2 Reyes capítulo 5.

Naamán estaba enfermo de lepra. Una criada israelita le dijo que el profeta Eliseo podría sanarlo. Naamán corrió hacia Eliseo para pedirle un Milagro. Eliseo le dijo a Naamán que se lavara siete veces en el río Jordán. Naamán estaba enojado y se fue a su casa. No quería meterse en ese río sucio. Había esperado un tipo de milagro diferente. Pero un siervo ayudó a Naamán a entender su parte en el milagro. Cuando Naamán se lavó siete veces en el río Jordán, fue sanado2.

Como el presidente Nelson, creo que estas vacunas son la respuesta a la oración mundial. Veo la velocidad récord con la que se desarrollaron y produjeron las vacunas como algo milagroso. Los científicos y doctores fueron inspirados a trabajar juntos en una colaboración mundial. Ellos fueron inspirados con ideas. Como científica, puedo ver que, si todos tomamos estas vacunas, nuestro sufrimiento por la pandemia terminará.

Pero muchos tienen preocupaciones sobre recibir las vacunas. Como Naamán, miramos al río y decimos “¿Por qué? ¿Cómo?” Es normal tener preguntas sobre una vacuna nueva. Aquí es donde me siento inspirada a ayudar, para hacer que el agua fangosa sea menos intimidante. Para esto ayuda entender el milagro que estamos pidiendo y el enemigo al que nos enfrentamos.

El coronavirus es como un ejército que nos invade. Su objetivo es apoderarse de nuestros cuerpos para fortalecer su ejército. Nuestros sistemas inmunes son los ejércitos defensivos de nuestro cuerpo. Su trabajo es identificar a los invasores y evitar que tomen el control. Un virus no puede hacer más de sí mismo solo. Necesita infectar a la gente para sobrevivir y construir su ejército. Cada vez que el virus infecta a alguien, genera millones más de virus. En nuestros cuerpos, un virus puede mutar para producir variantes que son más mortales, más infecciosas o capaces de causar enfermedades graves en personas más jóvenes. Cuando nos infectamos, nuestros cuerpos trabajan para el virus, hasta que nuestros sistemas inmunes pueden detener el virus.

Si nuestros sistemas inmunológicos no detienen el coronavirus, se apoderará de los órganos, por lo que no podrán funcionar correctamente. Las infecciones por coronavirus pueden hacer que fallen los pulmones, los riñones, el corazón y el hígado. Las infecciones por coronavirus pueden producir accidentes cerebrovasculares. En los casos leves de Covid-19, el coronavirus puede causar muchos síntomas que incluyen fatiga a largo plazo, pérdida del gusto y el olfato por meses, coágulos de sangre y caída de cabello entre dos y cinco meses después de la infección 3,4,5,6.

Una vez que se detecta la infección, el sistema inmune crea un ejército defensivo. Esto lleva tiempo, por eso podemos contagiar antes de sentir los síntomas. Nuestros cuerpos pueden elevar la temperatura para dañar al virus. Los distintos tipos de virus tienen distintas cubiertas, o uniformes. Si nuestro sistema inmune no encontró la cubierta del virus antes, no puede hacer nada para detenerlo. No tiene las herramientas adecuadas para desmantelar el virus. Nuestros sistemas inmunes necesitan una advertencia para reconocer la amenaza.

Las vacunas les enseñan a nuestros sistemas inmunes a reconocer la decoración del uniforme de los virus. Las vacunas de ARN (Moderna y Pfizer) son las instrucciones para escribir en el lenguaje de nuestros propios cuerpos esa decoración del uniforme. Nuestros cuerpos están llenos de ARN. Las instrucciones del ARN se descomponen en un par de horas. Es como una foto de snapchat del enemigo. Entonces, nuestros sistemas inmunes construyen el ejército defensivo: las células inmunes detectan y destruyen el virus y producen anticuerpos para prevenir que el virus nos infecte.

¿Cómo se comparan las vacunas con otros medicamentos?

Los medicamentos como el ibuprofeno pasan por nuestro cuerpo, bajan la fiebre, y nos ayudan a sentirnos mejor mientras un virus continúa dañando nuestros cuerpos, construyendo su ejército e infectando a otros. Una vacuna está enseñando a nuestros sistemas inmunes a desmantelar y destruir el virus. Nuestros sistemas inmunes educados son una cura natural.

¿Cómo podemos mostrar amor por los más pequeños?

Las vacunas son la mejor defensa que tenemos contra una infección viral. Debido a que una vacuna está enseñando a nuestro sistema inmune cómo destruir al enemigo, las personas que tienen sistemas inmunes más débiles siguen siendo vulnerables a la infección incluso después de haber sido vacunadas. Esas personas incluyen las mujeres embarazadas, personas mayores, pacientes de quimioterapia y personas que toman medicamentos inmunosupresores para tratar enfermedades autoinmunes. Para estos hermanos y hermanas es especialmente importante que su comunidad luche contra el coronavirus por ellos7. Nosotros, que tenemos un sistema inmune fuerte, podemos construir las armas para desmantelar el virus para que el virus no pueda invadir a aquellos que amamos.

Preguntas sobre la seguridad de las vacunas:

Me imagino a Naamán mirando tentativamente al río Jordán preguntándose si esa agua era segura para él. ¿Qué haría que una vacuna fuera menos intimidante? Saber lo que contiene puede ayudar. Las vacunas de ARNm incluyen las instrucciones sobre cómo hacer parte de la decoración de la cubierta de un virus, grasas para ayudar a proteger el ARNm y ayudarlo a ingresar en las células, sales y azúcar.  ¿Cómo sabemos si una vacuna es segura y eficaz? Antes de que fueran lanzadas al público en Estados Unidos, las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson demostraron ser seguras en animales8,9,10,11. Se demostró que cada una de ellas es segura en más de 30.600 personas, incluyendo aquellas que están en riesgo de contraer Covid grave (56-90 años)12,13,14,15.

Las vacunas de Pfizer y Moderna redujeron las infecciones por coronavirus en aproximadamente un 90% en tres hospitales que evaluaron las tasas de infección después de la vacunación, independientemente de los ensayos clínicos16,17. Podemos habernos sentido ansiosos cuando escuchamos que las vacunas de Johnson & Johnson estaban asociadas con coágulos de sangre en seis de las casi 7.000.000 personas vacunadas. Es 300 veces más probable ser alcanzados por un rayo que tener un coágulo sanguíneo por la vacuna de Johnson & Johnson. Los coágulos de sangre no se han asociado con la vacunación de las vacunas de Moderna o Pfizer entre las más de 200 millones de dosis que se administraron solamente en Estados Unidos18. La pausa en la administración de Johnson & Johnson por seis personas me da tranquilidad de que la Administración de Comidas y Drogas de Estados Unidos detendrá cualquier vacuna de la cual haya dudas sobre su seguridad.

Cuando se publicaron por primera vez los datos sobre la eficacia de las vacunas de Pfizer y Moderna, sentí que se trataba de la liberación de la pandemia por la que habíamos estado orando, y sentí que eso fue confirmado por la declaración de la iglesia24. Ayudar a las personas a entender estas vacunas se sintió como la razón de la orientación profesional que está en mi bendición patriarcal. He sido inspirada con ideas sobre cómo comunicar conceptos difíciles. Ha sido difícil Volver a pensar en mi carrera o en cualquier cosa desde diciembre. Al responder preguntas para las personas que amo, me di cuenta de que podría ser más útil si compartía las presentaciones en mi barrio, mi estaca, las escuelas de mis hijos y bibliotecas públicas. Las personas me pidieron que grabara las presentaciones para compartir. (Las mismas se pueden encontrar aquí, debajo de las preguntas y respuestas).

Sección de preguntas y respuestas:

¿La vacuna para la Covid-19 tendrá afectará mi fertilidad? Hay mujeres que quedaron embarazadas durante los ensayos clínicos de las vacunas de Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson25. Los bebés de esos embarazos han nacido con anticuerpos que pueden proteger a los bebés de la Covid-1926. Estas vacunas no pueden esterilizar a una mujer. Para más preguntas sobre vacunas para Covid-19 en fertilidad, embarazo y lactancia: https://youtu.be/1DjGCz5a7OI  

¿Se puede usar la vacuna para rastrearme? Internet, sitios web de redes sociales, dispositivos de GPS y teléfonos inteligentes nos rastrean. Los microchips disponibles actualmente para rastreo no son suficientemente pequeños para pasar a través de las agujas que se utilizan para vacunaciones. Estas vacunas no pueden rastrearnos.

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas para Covid-19? Es común sentir dolor en el sitio de la inyección cuando las células inmunes se apresuran al área para “aprender” sobre el enemigo a través del mensaje de chat instantáneo. Nuestro sistema inmune puede también elevar nuestra temperatura, o podemos sentirnos cansados y adoloridos durante uno o dos días. Esto puede ocurrir cuando nuestro cuerpo construye un ejército defensivo contra una nueva amenaza. Estos son signos de una respuesta inmunitaria saludable, no de una enfermedad. La mayoría de las personas no presentan otros efectos secundarios más que dolor en el área de la inyección.

¿Cómo sabemos si ocurrió algo malo a causa de la vacuna o por alguna otra razón? Los accidentes cerebrovasculares y la muerte ocurren en el mundo todos los días. Estos eventos son trágicos y aterradores. Cuando una persona tuvo un accidente cerebrovascular u otro problema de salud a las pocas semanas de haber sido vacunada, nos preguntamos si la vacuna pudo haber causado el accidente cerebrovascular. La frecuencia de estos problemas de salud en las personas que están vacunadas no supera a la frecuencia de estos eventos en las personas que no están vacunadas. De hecho, debido a que la vacuna previene la Covid-19 y la Covid-19 produce accidentes cerebrovasculares, es más probable que una persona sufra un accidente cerebrovascular o muera si no está vacunada.

¿Cómo sé en quién confiar acerca de la información sobre las vacunas? Los artículos científicos son “revisados por pares”. Esto quiere decir que la información y el artículo son evaluados cuidadosamente por personas que no tienen un interés monetario o de otro tipo en que el artículo sea publicado. Los artículos deben pasar esas críticas antes de ser publicados. He utilizado investigación primaria que pasó esas críticas en este artículo. Podemos además confiar que nuestro Profeta, que tiene entrenamiento formal en medicina y una sólida carrera científica, estaba bien preparado para recibir guía durante este tiempo particular. Dios inspira a las personas a realizar milagros en la Tierra.

Referencias

  1. https://byustudies.byu.edu/article/discovering-a-surgical-first-russell-m-nelson-and-tricuspid-valve-annuloplasty/
  2. Holy Bible 2 Kings chapter 5, https://www.churchofjesuschrist.org/study/scriptures/ot/2-kgs/5?lang=eng
  3. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32390279/
  4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33316115/
  5. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/symptoms-testing/symptoms.html
  6. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32217835/
  7. https://www.npr.org/sections/health-shots/2021/02/18/967462483/how-herd-immunity-works-and-what-stands-in-its-way
  8. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32722908/
  9. https://www.fiercebiotech.com/research/pfizer-biontech-report-strong-immune-response-animals-to-covid-19-mrna-vaccine-candidate
  10. https://nprc.org/research/the-monkeys-behind-covid-19-vaccines/#:~:text=As%20announced%20in%20November%202020,track%20for%20emergency%20FDA%20approval.
  11. https://www.nature.com/articles/s41591-020-1070-6
  12. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33301246/
  13. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33882225/
  14. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33378609/
  15. https://www.fda.gov/media/146217/download
  16. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2102153 
  17. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2101927
  18. https://covid.cdc.gov/covid-data-tracker/#vaccinations
  19. https://youtu.be/DqCE7B-a10Q
  20. https://youtu.be/1DjGCz5a7OI
  21. https://youtu.be/IYwxGVbQwy4
  22. https://youtu.be/8J6GRS8mw8k
  23. https://youtu.be/yTg6E-DnYAc
  24. https://newsroom.churchofjesuschrist.org/article/church-leaders-covid-19-vaccine
  25. https://www.uchicagomedicine.org/forefront/coronavirus-disease-covid-19/mrna-covid-19-vaccine-pregnancy-breastfeeding
  26. https://news.harvard.edu/gazette/story/2021/03/study-shows-covid-19-vaccinated-mothers-pass-antibodies-to-newborns/

La Dra. Emily Bates es una madre Santo de los Últimos Días que sirvió en una misión en Ginebra, Suiza. Inspirada por la orientación profesional en su bendición patriarcal, Emily obtuvo su Licenciatura en Ciencias en Biología de la Universidad de Utah y obtuvo su doctorado en el programa de Ciencias Biomédicas y Biológicas de la Facultad de Medicina de Harvard. Enseñó biología celular y molecular como profesora en Harvard College y farmacología en UCSF. Como profesora en el Departamento de Química y Bioquímica de BYU, Provo, ganó un premio por desarrollar un plan de estudios para un curso de laboratorio de ARN y ADN. La Dra. Bates es actualmente profesora en el Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado.